viernes, 22 de diciembre de 2017

M31 y algo más...


M31 es la galaxia más cercana a nosotros si no tenemos en cuenta las galaxias satélites de la Vía Láctea. Algo más grande y masiva, nuestros destinos están unidos inexorablemente a ella ya que dentro de unos miles de millones de años ambas se fusionaran para dar lugar a una galaxia gigante elíptica. También es una de las dos únicas galaxias, junto a M33, que podemos observar a simple vista en el hemisferio norte.

Aunque al tratarse de un objeto relativamente brillante su fotografía puede parecer más sencilla, todo depende de hasta donde queremos llegar y que es lo que queremos mostrar. Para empezar, para poder mostrar M31 de la mejor manera posible, revelando su estructura en los brazos espirales y sin saturar su núcleo que es mucho más brillante que el resto, es necesario tomar imágenes de diferentes tiempos de exposición y combinar todos esos datos ampliando el rango dinámico. 

Pero además de mostrar la propia galaxia de una manera que me gustase me planteé un reto adicional. Algunas imágenes recientes, como esta de Rogelio Bernal, muestran la existencia de zonas de emisión HII cercanas a M31. Asumí el reto de ver si era capaz de capturar en la imagen esas extremadamente débiles zonas de emisión. El resultado es la imagen que abre esta entrada. Puede verse a resolución completa en el siguiente enlace de nuestra Web (www.deepskyteam.eu)

Tomé 20h de datos en tomas de 30 minutos (40x30m) a través de un filtro HII Baader de 3.5 nm. Después de calibrar e integrar los datos en HII, obtuve lo siguiente:


A la izquierda la imagen HII y a la derecha después de eliminar las estrellas e incrementar el contraste. Es evidente que hay "algo más" que surge del fondo del cielo. Hay nubes de hidrógeno que presentan una débil emisión en HII que se suma a la de la propia M31 y de sus brazos donde hay nebulosas de emisión como las presentes en nuestra propia galaxia. Yo opino que esas nubes están en nuestra propia galaxia. El mecanismo que hace que brillen necesita de una fuente de energía que produzca la necesaria excitación de los átomos de hidrógeno. Y dicha fuente de energía es más dificil de tener en el medio intergaláctico. Aunque quizás esa debil emisión HII esté asociada a los cirros galácticos que rodena nuestra propia galaxia.

No ha sido nada fácil rescatar esas nubes. Y tampoco luego integrarlas con las 18h adicionales a través de filtros LRGB para componer una imagen en color equilibrada. Estoy bastante seguro de las estructuras a izquierda y derecha de M31. Habrá que contrastarlo con otras imágenes.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Deep Sky Team




Hace un año ya que tengo instalado mi equipo en el observatorio Petit Borobia de mi amigo Cèdric Thomas. Un observatorio bien pensado, mejor construido y perfectamente preparado para trabajar de forma remota. Las ventajas de tener el equipo en un observatorio fijo y capaz de ser usado a distancia son indudables:
  • Equipo instalado de forma robusta. Generalmente instalaremos el equipo en una columna más sólida que un simple trípode, podemos dejar el cableado instalado de forma permanente, el ajuste polar podemos dejarlo perfecto, etc. Así es más facil obtener resultados reproducibles.
  • Se aprovecha mucho mejor el tiempo. Antes solamente el proceso de cargar todo el equipo, desplazarme al lugar de observación, montar, ajustar y después desmontar y volver me llevaba al menos 3h30min. Por lo tanto, ni se me ocurría pensar en sesiones astrofotográficas de tan solo dos horas. Ahora el proceso de encendido, aclimatación, etc. no me lleva más de media hora. Y al acabar la sesión en 5 minutos ya está todo apagado y cerrado. Eso permite que pueda plantearme sesiones de solo 2h o menos aprovechando mejor por ejemplo los cuartos crecientes o menguantes avanzados.
Todo eso abre la puerta a dedicarle mas tiempo a cada imagen y por lo tanto poder intentar fotografiar objetos más difíciles.

Hace unos meses en el observatorio compartido con Cedric llegó el nuevo equipo de Marian Gutowsky. Un flamente AP 155 f7.6 con una cámara CCD Moravian G4 16000 sobre una montura AP 1100.

Junto con Franck Jobard, que también dispone de un observatorio en Montpellier, hemos tomado la decisión de actuar como un equipo. Así pues, bajo el paraguas de Deep Sky Team (www.deepskyteam.eu) publicaremos y daremos a conocer nuestros trabajos a partir de ahora.


domingo, 3 de diciembre de 2017

LBN 437 y Sharpless 126



La pequeña constelación del Lagarto se encuentra situada aproximadamente entre Cefeo y Cassiopea por un lado y El Cisne por el otro. 

La Vía Láctea atraviesa la constelación y por eso podemos encontrar dentro de su limite diversas nebulosas interesantes. Una de ellas es Sharpeless 126 (o LBN 428) una nebulosa de emisión de buen tamaño con su característico color rojo. En el borde de la misma tenemos la nube molecular LBN 437 en cuya parte más brillante pueden encontrarse diversos objetos Herbig -Haro y asociados a zonas de formación estelar y a la presencia de estrellas muy jóvenes.

DATOS TÉCNICOS
Imagen LHaRGB compuesta por:
Ha: 14x30’ bin1
L: 20x10' bin1
R: 11x10’ bin1
G: 11x10’ bin1
B: 12x10’ bin1
Tiempo total integración:  22h aprox.
Fecha: Octubre 2017
Lugar: Observatorio remoto Le Petit Borobia
Telescopio:Takahashi FSQ 106 a 387 mm de distancia focal
Cámara: CCD Moravian G·-16200. Rueda portafiltros Moravian y guía fuera de eje SkyMeca.
Cámara guiado: Starlight Xpress Lodestar
Filtros: Baader
Montura: Skywatcher EQ8
Procesado: Pixinsight 1.8